Como Evangelizar a los Bautizados. “formación de evangelizadores”

Por admin

NOMBRE LIBRO: COMO EVANGELIZAR A LOS BAUTIZADOS. Presentacion de Emiliano Tardif.
AUTOR: JOSÉ Η. PRADO FLORES

DESCARGAR

INTRODUCCIÓN

En el principio de la vida de la Iglesia, se bautizaba sólo a los convertidos. Hoy día la tarea es al contrario: convertir a los bautizados. En los primeros años de la era cristiana, la Iglesia se volvió misionera y proclamaba la Buena Nueva de salvación en todo el mundo pagano. Mas hoy día, es la Iglesia misma la que debe ser evangelizada en su interior para luego poder convertirse en Buena Nueva para el mundo.

  El mandato de Cristo resucitado a los suyos, de llegar hasta los confines de la tierra anunciando el Evangelio, se ha polarizado más hacia el enseñar que hacia el proclamar; se preocupó más de bautizar que de evangelizar. Por eso hoy día es imperativo y urgente el evangelizar a los bautizados.

En la Iglesia hay diferentes ministerios: apóstoles, profetas, evangelizadores, pastores y maestros: Ef 4,11. En esta lista se distingue claramente entre los evangelizadores que anuncian la Buena Nueva y los maestros que solidifican la fe de los convertidos. Nosotros estas en páginas nos enfocaremos a la formación de evangelizadores: aquellos que proclaman el primer anuncio de la Buena Nueva.

Hoy día, en la Iglesia católica, este acento es no sólo importante sino de tremenda urgencia, ya que por un lado constatamos que el número de cristianos no aumenta proporcionalmente al crecimiento de la población mundial. Por otro, nuestros hermanos evangélicos, sobre todo en América Latina, crecen numéricamente a costa de los católicos.

Ante tarea tan gigantesca y misión tan compleja, todos quisiéramos encontrar un método sencillo, pero eficaz, que diera respuesta a tan inmenso problema. Afortunadamente, sí existe solución: formar evangelizadores. Hacer de cada católico un vangelizador, que cada bautizado se convierta en evan- 9 gelizador. Jesús formó evangelizadores, Pablo también. Esta es la v ía de solución.

Este libro es una herramienta de trabajo para el curso de formación de evangelizadores en la Escuela de Evangelización “San Andrés”. De ninguna manera suple al curso. Al contrario, lo supone. Querer  vangelizar con un escrito sería como tratar de aprender a nadar a través de un curso por correspondencia. Así pues, lo expuesto en estas páginas no está desarrollado a la manera convencional. Más bien es un cuaderno de trabajo que complementa el curso de formación de evangelizadores.

A lo largo de estas páginas se encontrarán evaluaciones, dinámicas, recuadros y dibujos para profundizar cada punto. 

  • Las evaluaciones se contestan de manera amplia y corresponden a los temas tratados en el libro. Si existiera dificultad para responder, se ha de repasar la lección anterior.
  • Las dinámicas son actividades o trabajos concretos que se deben realizar. Estas son muy  importantes, pues si no se lleva a la práctica lo aprendido, se pierde toda la riqueza de este proceso de aprendizaje.
  • Los recuadros resumen el mensaje esencial del tema expuesto. Conviene, pues, aprenderse de memoria lo que ellos contienen.
  • Los dibujos manifiestan los puntos esenciales del mensaje trasmitido y deben ser interpretados por el lector, con la posibilidad de subrayar o anexar algún elemento nuevo. Que la Palabra de Dios, que no está encadenada, se siga difundiendo por el mundo entero.

Guadalajara Jal., 24 de Junio de 1994